CloudLinux se apunta a desarrollar la alternativa a CentOS

91

El paso de CentOS desde una distribución con lanzamientos periódicos a una rolling release sigue dando mucho de lo que hablar, especialmente en el ámbito de las empresas, donde este fork de RHEL había conseguido mantener una interesante cuota de mercado, llegando a dominar centros de datos de compañías como Facebook.

Ya os contamos ayer que horas después del anuncio de Red Hat, Gregory Kurtzer, cofundador de CentOS anunciaba el lanzamiento de Rocky Linux, un nuevo fork de RHEL. Pues bien, no es el único. Igor Seletskiy, CEO de CloudLinux (otra distribución con claro foco en servidores) acaba de anunciar que se preparan para lanzar su propia versión de CentOS y que llevará “Lenix” como nombre provisional.

Como indican desde la compañía, los planes que tienen para Lenix son bastante ambiciosos. En primer lugar, porque se han comprometido a invertir un millón de dólares al año para garantizar su desarrollo y en segundo lugar, porque a diferencia de Rocky Linux, en este caso sí que cuentan con un gran equipo de ingenieros y desarrolladores profesionales que pueden garantizar el mantenimiento de la primera y sucesivas versiones. Seletskiy lo ha explicado de esta forma:

El anuncio de Red Hat ha dejado a los usuarios en busca de una alternativa con todo lo que CentOS proporciona y sin la interrupción de tener que pasar a distribuciones alternativas. Prometemos dedicar los recursos necesarios al Proyecto Lenix que asegurará su imparcialidad y una iniciativa comunitaria sin ánimo de lucro. CloudLinux ya tiene los activos, la infraestructura y la experiencia para llevar a cabo la misión, y prometemos ser abiertos sobre el proceso de desarrollo del proyecto”.

Lo cierto es que CloudLinux sí que tiene experiencia en este campo. Su propia distribución ya es en realidad un fork de RHEL y CentOS, adaptada y “aligerada” todo lo posible para servir como infraestructura TIC para proveedores de hosting y otras compañías que necesitan una estructura muy ligera para ofrecer servicios de alto rendimiento, capaces de atender a las necesidades de un gran número de usuarios de forma simultánea, en múltiples servidores.

Y desde luego, no les va nada mal. Con una experiencia de diez años en el mercado, en estos momentos CloudLinux OS cuenta con más de 200.000 instalaciones activas y 4.000 clientes, incluyendo algunos tan relevantes como Liquid Web, 1&1 o Dell.

De momento “Lenix” es solo el nombre en clave del nuevo fork, toda vez que será la comunidad que se involucre en el proyecto, quien finalmente decidirá el nombre final de esta distribución. Si los plazos se cumplen y todo va bien, deberíamos ver una primera versión de la misma en el primer trimestre de 2021.

Fuente: blog.cloudlinux.com.