El Open Source cumple 20 años
BREAKING NEWS

El Open Source cumple 20 años

Open Source es uno de los movimientos más importantes de la tecnología mundial. El término (software de código abierto) refiere el software distribuido y desarrollado libremente y va mucho más allá de las cuestiones éticas o de libertad que le suelen acompañar, ofreciendo hoy modelos de negocio que aceleran el desarrollo de industrias enteras y crean estándares de facto.

El Open Source ofrece beneficios prácticos para un desarrollador, profesional o empresa por su acceso al código fuente y la posibilidad de usarlo y modificarlo sin restricciones de licencias. 

Libre, sí, pero no necesariamente “gratis”, en lo que es un error de concepto extendido porque más allá de “libertad” el movimiento es hoy un gran negocio. Aunque la Linux Foundation lo situaba en 387.000 millones de dólares con datos de 2009 el valor del Open Source es simplemente incalculable.

El Open Source es hoy un fenómeno al alza y no hay semana en la que no tengamos noticias importantes en torno a un movimiento convertido hoy en centro de innovación de software y negocio. Pero, ¿cómo fue creado? ¿de dónde viene este movimiento? ¿cómo fue acuñado su nombre?

El término Open Source cumple 20 años

Este fin de semana se ha cumplido el vigésimo aniversario de la introducción del término “Open Source Software” y por primera vez, su creadora, Christine Peterson, ha explicado en un interesante artículo como acuñó el nombre del movimiento en un intento deliberado para lograr que este campo de acción fuera más comprensible para los recién llegados y el mundo de los negocios, algo necesario para la creación de una comunidad más amplia de usuarios.




Peterson explica que el término nació en contraposición con el existente “Free Software”, el movimiento de software libre encabezado por Richard Stallman que además de la etiqueta política podía equivocar al personal en cuanto a su calificativo de “gratis”. Se necesitaba un término centrado en la cuestión clave del movimiento que no era otro que el código fuente abierto y el que cumplía estos requisitos -‘Open Source’- se adoptó rápidamente.

El término fue propuesto por ella a finales de 1997 en las reuniones que se celebraban en el Foresight Institute, un centro de estudios sin ánimo de lucro enfocado a la nanotecnología y la inteligencia artificial donde consideraban que la seguridad del software era fundamental y el software libre un medio para promoverlo. El interés por este movimiento estaba empezando a crecer fuera de la comunidad de programadores y estaba claro que “la oportunidad de cambiar el mundo había llegado”, cita.

El espaldarazo definitivo al término Open Source llegó cuando Eric Raymond propuso la liberación del código fuente del navegador Netscape. Un movimiento desesperado por una empresa asediada en aquellos momentos por Microsoft, pero que fue definitivo para la acuñación del término. El 5 de febrero de 1998 mantuvieron una reunión los ‘padres’ del Open Source y se determinó el nombre definitivo para un fenómeno que llega hasta nuestros días. Peterson cuenta extensamente los detalles de todo el proceso en el artículo mencionado.

Más allá del nombre, 20 años después el Open Source se ha convertido en centro de innovación de software y en un modelo de negocio de proporciones astronómicas.