Las 10 razones por las que los CIO deben considerar el código abierto
BREAKING NEWS

Las 10 razones por las que los CIO deben considerar el código abierto

Opinión: Las empresas tradicionales y monolíticas están utilizando la misma estrategia que las startups al recurrir al open source a fin de impulsar su competitividad, reaccionar a los cambios del mercado y satisfacer a sus clientes.

El código abierto influye estratégicamente en las empresas. De acuerdo con una encuesta realizada por North Bridge & Black Duck, el 90% de las empresas participantes afirmó depender de éste para mejorar su eficiencia, innovación e interoperabilidad.

A esto se suman otros valores percibidos como la flexibilidad, no depender de un solo proveedor, las capacidades técnicas competitivas, la agilidad para adaptarse y la calidad.

Si se observa el entorno de negocios mundial, uno se puede dar cuenta de que las empresas emergentes (startups) más exitosas no utilizan software propietario sino abierto, lo que les brinda una mayor capacidad de innovar y madurar. Por su parte, las empresas tradicionales y monolíticas han descubierto que no pueden quedarse fuera del juego y están recurriendo al open source, a fin de impulsar su competitividad, reaccionar a los cambios del mercado y satisfacer a sus clientes.

Este escenario les ha planteado a los responsables de dirigir las iniciativas tecnológicas – los directores de Tecnologías de Información (CIO) – el desafío de abrirse a nuevas posibilidades y dejar atrás la percepción que el resto de las unidades de negocio tienen de ellos: ser quienes mantienen las cosas funcionando y que se niegan a implementar soluciones abiertas.

Hoy, los CIO tienen la oportunidad de agilizar la entrada de sus empresas a la era digital. Si algunos de estos líderes aún están renuentes a integrar el código abierto en sus proyectos, a continuación, se presentan 10 razones para dar el paso.

1. Seguridad
Las empresas pueden incrementar su seguridad si utilizan código abierto, gracias a que más profesionales y desarrolladores supervisan constantemente su integridad. El trabajo de las comunidades open source es mantener el control de las soluciones abiertas, así como monitorear y solucionar las vulnerabilidades.

2. No depender de un solo proveedor
Los estándares abiertos evitan depender de un solo proveedor de software. Además, tienen la libertad de reemplazar una pieza del código abierto por otro si éste es más innovador. Además, la habilidad que obtienen las organizaciones para gestionar sus sistemas abiertos permite reducir las fallas y lograr una mejor consolidación de sus componentes.

3. Tecnología de punta
En los ecosistemas de código abierto participa una gran comunidad de usuarios y proveedores, por lo que el gobierno y control de un proyecto no los acapara una sola parte. De hecho, la ingeniería y desarrollo que se realiza dentro de las comunidades tiene un beneficio directo en las organizaciones y, al mismo tiempo, se evita el riesgo de depender de software inmaduro.

4. Soporte amplio
Algo que siempre ha preocupado a los CIO es la rapidez de respuesta del equipo de soporte (help desk) de las compañías de tecnología. En el mundo del código abierto, hay disponible soporte de clase empresarial; existen firmas como Red Hat que pueden brindar servicios de manera expedita y constante para llevar un proyecto open source a una implementación exitosa, así como consultoras y grupos de desarrolladores distribuidos por todo el mundo. Al tener mayor número de opciones, es posible negociar precios más flexibles.

5. Personal especializado a la mano
Son cada vez más las universidades en el mundo que están integrando el código abierto en sus planes de estudio. Y a medida que aumenta su uso en las empresas, son más los profesionales certificados –en Linux, Hadoop y OpenStack– que se integran al equipo liderado por los CIO. De igual modo, los líderes de TI pueden contar con una reserva de especialistas con diferentes niveles de experiencia, capaces de ocupar las posiciones disponibles.

6. Menores costos
Los CIO pueden ahorrar en rubros como licenciamiento, mantenimiento y soporte. El costo total de propiedad del código abierto normalmente es mucho menor al del software propietario debido a que los proveedores comerciales imponen, entre otras cosas, una cuota por concepto de pruebas industriales.

7. Menos acuerdos legales
El equipo de desarrolladores del CIO puede tener acceso sencillo al código abierto desde repositorios como Github o GitLab, sin tener que firmar onerosos acuerdos legales. Y es que a medida que un mayor número de personas usan y prueban el software abierto, se descubren más pronto problemas y vulnerabilidades y, en consecuencia, se resuelven en el corto plazo.

8. Amplio respaldo de herramientas y grupos de expertos
Los proyectos de código abierto son numerosos en todo el planeta – empresas y gobiernos son ahora casos prácticos reconocidos; sus logros y beneficios están teniendo resonancia en medios digitales e impresos. Cuanto más popular es el proyecto, mayor es la experiencia en el uso del software abierto así como la disponibilidad de herramientas para el monitoreo, el análisis de registros y la gestión de configuraciones.

9. Es más sencillo hacer extensiones internamente
El código abierto les da flexibilidad a los desarrolladores. Por ejemplo, pueden “tomar” un programa que contenga una copia del código ya escrito, trabajar en él y tratarlo como un proyecto totalmente separado. Asimismo, pueden darle un nuevo nombre, y los cambios que se le hagan se reflejarán sólo dentro de esa “extensión”. Los desarrolladores realizan este proceso con frecuencia, pues muchas veces las organizaciones quieren desarrollar versiones a la medida de my SQL, por ejemplo, para su propio uso y no desean compartirlas.

10. Sin restricciones geográficas
En ciertos países hay restricciones en cuanto al licenciamiento del software comercial, y el CIO también se puede topar con licencias regionales que imponen límites. Con el código abierto esas limitaciones son inexistentes, lo cual permite realizar proyectos globales, así como hacer negocios y colaborar con otras empresas en cualquier lugar del mundo.

De la mano de los líderes de TI, las empresas de todos los sectores pueden realizar el trayecto hacia su transformación digital. De hecho, hoy el 100% de las compañías Fortune 500 de las industrias de banca, servicios financieros, salud, telecomunicaciones y aviación innovan, desarrollan y responden rápidamente a los cambios de su entorno de negocios gracias a la agilidad que le dan las soluciones empresariales de código abierto de Red Hat.

En México, organismos como el Gobierno del Estado de Jalisco, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el Instituto de la Función Registral del Estado de México (IFREM), y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) son casos de referencia respecto al uso y aprovechamiento del código abierto en entornos de negocio.