BREAKING NEWS

Red Hat lidera el segmento Linux en el mercado de servidores

Según el “Worldwide Server Operating Environments Market Shares, 2017”, un informe de IDC realizado para calcular las cuotas de mercado de los distintos sistemas operativos utilizados a nivel de servidor, Red Hat obtuvo el año pasado el 32,7% a nivel mundial.

Con estos datos sobre la mesa, la compañía Linux líder solo se queda detrás de Microsoft y sus distintas soluciones dentro del sector de los servidores, sumando casi el doble que el resto de la competencia junta.

Además, según los datos recopilados por IDC, la adopción de Red Hat Enterprise Linux (RHEL) en el segmento Linux subió un 20% en 2017, mientras que Linux a nivel general ha ganado terreno frente a las soluciones de Microsoft, cuya adopción ha caído un 3,3% comparando los datos de 2017 con los de 2016.



Si se toma como referencia los envíos, las suscripciones y las implementaciones que no son de pago, Linux ha prácticamente doblado la cuota de Windows Server. Según IDC, esta situación consolida al sistema Open Source “como un vehículo de entrega preferido para las aplicaciones empresariales modernas”, habiendo convertido su manejo y gestión en una capacidad esencial en el conjunto de herramientas estándar de Tecnologías de la Información tanto en empresas como para desarrolladores, apunta la información.

La empresa de estudios de mercado también recalca que Linux está jugando un papel protagónico en los avances tecnológicos gracias a su flexibilidad, su capacidad de adaptación y su apertura, destacando los contenedores, Kubernetes, Inteligencia Artificial, Aprendizaje Automático y Big Data. Aprovechando la ocasión, Red Hat ha hecho hincapié en el papel protagonista de RHEL en toda esta evolución tecnológica.

Aparte de todo lo mostrado por IDC, es obvio que Linux lleva muchos años pegando muy fuerte en los segmentos de la computación con más empuje en el sector corporativo, y en lo que se refiere a Red Hat, la compañía estadounidense está dispuesta a extender su dominio hasta donde haga falta.


Fuente: https://www.idc.com