BREAKING NEWS

Hackers rusos han penetrado en las redes de las eléctricas de Estados Unidos

Según informan en The Wall Street Journal haciéndose eco de lo dicho por oficiales federales del gobierno, hackers rusos han conseguido tener acceso a las redes pertenecientes a las instalaciones de las eléctricas de Estados Unidos el año pasado, lo que les habría permitido causar apagones.

Los hackers pertenecían a un grupo patrocinado por el Gobierno de Rusia llamado Dragonfly or Energetic Bear, que además habría reclamado la autoría de haber ido contra “cientos de víctimas” en 2017, según informaciones procedentes del Departamento y Seguridad Interior de Estados Unidos.

Los hackers habrían utilizado herramientas convencionales para esparcir ataques de phishing mediante emails y ataques de agujeros de agua (watering-hole) para engañar a las víctimas y hacer que introdujeran sus contraseñas de acceso a las redes corporativas, acabando luego los datos de las credenciales en manos de los criminales.

El Departamento y Seguridad Interior de Estados Unidos planea llevar a cabo cuatro sesiones informativas y está investigando para hallar evidencias de que los hackers rusos habrían intentando automatizar sus ataques. Los investigadores citados por The Wall Street Journal dijeron que no estaba claro si lo ocurrido formaba parte de la preparación de un ataque a mayor escala.

El descubrimiento de estos ciberataques posiblemente no ayude a mejorar la relación entre Rusia y Estados Unidos, dos potencias cuya rivalidad se remonta a la Guerra Fría. Un Gran Jurado Federal acusó formalmente a principios de julio a 12 oficiales de inteligencia rusos por el ataque contra el Partido Demócrata y la candidatura de Hilary Clinton para las Elecciones Presidenciales de 2016. A eso hay que sumar los recientes ataques contra candidatos al congreso abortados por Microsoft y las agencias gubernamentales.

Además de lo descrito en el párrafo anterior, también se buscan conexiones entre el actual presidente, Donald Trump, y el gobierno o grupos vinculados a Rusia.

Fuente: Reuters