BREAKING NEWS

Stallman se enfrenta a los desarrolladores de glibc por una broma

GNU C Library (glibc para los amigos), es el estándar de la biblioteca C del proyecto GNU. Desarrollada a principios de los 90 por la Free Software Foundation, además de proporcionar toda la funcionalidad requerida de implementación de la biblioteca (por ejemplo dando soporte a diferentes arquitecturas de hardware y kernels), contiene diversas extensiones útiles para el desarrollo del proyecto GNU.

Su historia siempre ha sido turbulenta, con tensiones entre sus líderes (especialmente en la época de Drepper) a la hora de ejercer el control del proyecto. La controversia se ha reavivado ahora, tras la supresión de una broma en el manual referente a la función abort:

The abort function causes abnormal program termination. This does not execute cleanup functions registered with atexit or on_exit.

This function actually terminates the process by raising a SIGABRT signal, and your program can include a handler to intercept this signal; see Signal Handling.

Future Change Warning: Proposed Federal censorship regulations may prohibit us from giving you information about the possibility of calling this function. We would be required to say that this is not an acceptable way of terminating a program.

Esa última referencia respecto a como maneja el asunto del aborto las autoridades federales de USA (algo que suele cambiar con cada administración) y la posible censura que se podría llevar a cabo, es el causante de la polémica.

Stallman está especialmente enfadado porque no se contacto directamente con él para informarle de dicho cambio, considera que GNU no es un proyecto meramente técnico y que el tiene la última palabra, dado que como jefe del proyecto está a cargo de lo que se publica en su manuales. Así que la broma –pese a todas las objeciones– se queda.

Leyendo las interminables listas de desarrollo, parece que el consenso general entre la gente que mantiene actualmente el proyecto es que la broma está fuera de lugar y que no tiene sitio en un documento de tipo técnico como es un manual, que debería estar libre de opiniones políticas y debates sociales.

Algunos incluso dicen que esto podría traer recuerdos desagradables a personas que hayan tenido un aborto. Eso ya me parece exagerado, demasiado poder para un par de frases en un manual que no está precisamente en la lista de bestsellers. Pero si es cierto que la gente hoy en día se ofende por cualquier cosa y a veces encuentra en ello una oportunidad para limitar la libertad de expresión.

Nadie le está pidiendo a Stallman que renuncie a sus ideas y evidentemente el hecho de cambiar unas palabras en el manual no debería ser significativo, pero el asunto parece algo enquistado e incluso la palabra fork empieza a sonar aquí y allá (Debian ya lo tuvo en su momento llamado “EGLIBC“, aunque por diferentes motivos).

Stallman en lo que parecía una solución de compromiso, incluso propuso añadir una nota de clarificación respecto del chiste. Lo cual –en mi opinión– ya es totalmente ridículo. Una broma cuando necesita de una nota de advertencia ya deja de ser broma.

Aunque Stallman generalmente siempre tiene razón, creo que en este asunto le falta mano izquierda. Tengo la impresión de que el no está tan involucrado en el desarrollo de glibc (ni de lejos como lo podría estar Linus respecto al kernel por poner un ejemplo), para imponer su voluntad de esa manera a los contribuidores del mismo, sin crear un malestar innecesario sobre un asunto tan trivial.

Sigue la discusión en las listas del proyecto glibc.