BREAKING NEWS

SystemRescueCd 6.0 y otras cinco herramientas de rescate que pueden salvarte la vida

Las herramientas de rescate son la mejor solución para aislar, identificar y solucionar errores en sistemas operativos y/o aplicaciones.

Generalmente, son distribuciones GNU/Linux que funcionan en modo "live", autoarrancables desde unidades ópticas, pendrives o discos externos USB.

Se usan cuando un equipo informático comienza a comportarse de forma extraña, no arranca, produce mensajes de error o se bloquea en las temidas “pantallas de la muerte” en Windows o en otros sistemas. Muchos de estos fallos se pueden solucionar con estas herramientas de rescate, ahorrando un formateo completo e instalación desde cero con la consiguiente pérdida de datos si no tenemos copias de seguridad o peor, un viaje a una tienda de reparación que te supondrá pérdida de tiempo y dinero.

SystemRescueCd 6.0 es la nueva versión mayor de la veterana distribución Linux especializada en rescate de sistemas y recuperación de datos

Herramientas de rescate

La industria ofrece una buena colección de soluciones tanto comerciales como gratuitas y para usos en varios sistemas operativos. Te dejamos las que más nos gustan:

SystemRescueCd. Empezamos con la novedad. Una distro Linux que en esta versión cambia de Gentoo a Arch Linux como sistema base, utiliza el entorno de escritorio Xfce, un kernel de soporte extendido (Linux 4.19) y paquetes actualizados como el gestor de particiones Gparted, el gestor de volúmenes LVM o los principales sistemas de archivos soportados para Linux y para Windows. A tener en cuenta que la nueva versión abandona el soporte a los 32 bits. El que lo necesite tendrá que optar por una de las versiones anteriores.

Hiren’s BootCD. Un superclásico en este caso exclusivo para Windows y gratuito. Bien conocido y utilizado por los administradores TI, reparadores profesionales y usuarios, incluye herramientas de diagnóstico y reparación de particiones, malware, hardware, controladores, BIOS, contraseñas, copia de seguridad y restauración, etc. Incluye un miniXP o la posibilidad de navegar anónimamente con TOR. La última versión que es la que te proponemos (“Hirens Boot PE”) está basada en una versión recortada de Windows 10 e incluye actualizaciones que no se encuentran en las versiones mas antiguas de Hirens, bastante desactualizadas aunque más ligeras y útiles para sistemas como XP, Vista o 7.

Ultimate Boot CD. Muy similar al anterior pero añadiendo soporte a sistemas Linux. Se trata de un disco de rescate basado en Debian que funciona como el SystemRescueCd, una Live CD Linux al uso autoarrancable. Gratuito y con un montonazo de herramientas de diagnóstico y reparación, muchas de ellas de código abierto.

Knoppix. Otro de los grandes clásicos en herramientas de rescate y como todos los que te proponemos gratuito. Proporciona un sistema Linux completo pero especializado en este tipo de herramientas. La versión CD incluye más de 1.000 paquetes de escaneo, solución de problemas, análisis de hardware, recuperación de datos, herramientas de clonación, navegadores, análisis de malware, herramientas de manipulación de imágenes, reproductores de medios, etc. Una versión “Maxi” en DVD agrupa 2.600 paquetes, la mayoría libres o de código abierto.

DriveDroid. No es estríctamente un disco de arranque y es muy distinto a los anteriores, pero lo señalamos como alternativa. Se trata de una utilidad para smartphones Android que permite arrancar tu PC para reparación desde imágenes ISO/IMG, sin necesidad de quemar CDs o pendrives ya que funciona a través de una conexión USB. DriveDroid incluye un cómodo menú de descarga para obtener imágenes de sistemas GNU/Linux como Mint, Ubuntu, Fedora, OpenSUSE y Arch Linux. 35 están soportados hasta ahora.

Herramientas de rescate interna de Windows

Windows también ofrece la creación de un disco de rescate (disco de reparación de Windows) que podemos utilizar. Se trata de un medio autoarrancable similar en funcionamiento a las anteriores, aunque con la obligatoriedad de crearlo en un medio óptico CD/DVD.

En Windows 10 y Windows 8 se realiza mediante la aplicación “recdisc” a la que puedes acceder desde el cuadro de búsqueda y crear el medio simplemente siguiendo las intrucciones. En Windows 7 es igual de sencillo. Puedes encontrar un acceso directo en “Inicio > Todos los programas > Mantenimiento > Crear un disco de reparación del sistema” o en el “Panel de control > Sistema y seguridad > Copia de seguridad y restauración”.

Su uso es similar a los anteriores. Reinicias la máquina con el medio insertado en su localización para arrancar desde el mismo. Es menos potente que las herramientas de rescate que te hemos propuesto, pero es más sencillo de utilizar para recuperar Windows de un error grave o restablecer una imagen del sistema creada anteriormente.


Cómo se crean y usan las herramientas de rescate

De manera general, los proveedores ofrecen una imagen .ISO que deberá ‘quemar’ el propio usuario en un medio óptico CD/DVD o en un disco externo. Lo más cómodo y sencillo siempre es utilizar un pendrive USB. Crearlos es tan sencillo como abrir el programa, seleccionar la imagen ISO que hayamos descargado y la aplicación se encargará de su creación. Algunas aplicaciones a utilizar para grabar las imágenes son:

Una vez creado el medio de rescate su uso es sencillo. Reiniciamos la máquina con el medio insertado en su localización para arrancar desde el mismo. Si no lo tenemos hecho anteriormente, tendremos que entrar en la BIOS/UEFI para situar la unidad óptica o USB como primeros medios de arranque, siempre antes que el disco duro o SSD donde tengamos instalado el sistema.

El medio creado es un formato “Live CD” autoarrancable, por lo que no tendremos que instalar nada en el almacenamiento interno de nuestro equipo. Algunas de las soluciones propuestas ofrecen una distribución Linux casi completas, modo visual incluido. Otras solo incluyen las herramientas de rescate más importante y alguna la encontrarás en modo texto, menos interactiva pero igual de potente.